MELGAREJO: MANDARE EN BOLIVIA HASTA QUE ME DÉ LA GANA, Y AL PRIMERO QUE ME QUIERA JUGAR, LO HAGO PATALEAR EN MEDIA PLAZA

Tapa de la obra del chileno Sotomayor V. 

Por: José Luis Bernabé – Altagracia de Orituco - Venezuela, Octubre de 2017.

El singular comportamiento de Melgarejo al principio de su nefasta dictadura ya llamaba mucho la atención, por ejemplo el diplomático chileno  Ramón Sotomayor Valdés que en su obra; La legación de Chile en Bolivia desde setiembre de 1867 hasta principios de 1870, que por esos días se encontraba en Bolivia representando a su gobierno en nuestro país lo describe de la siguiente manera:
“..Después de algunos días de residencia en Oruro, Melgarejo continuo su marcha a la Paz, en donde  recientes enconos contra la administración del general Acha, hicieron que sus habitantes recibieran al gobierno sin hospitalidad. Pero apenas instalado Melgarejo, ya provocó la indignación de la ciudad  con actos inauditos de descortesía y con la destemplanza de sus costumbres, (En una reunión que tuvo lugar en palacio en aquellos primeros días, Melgarejo pronuncio estas bruscas y textuales palabras, que oyeron muchos de los circundantes: “Mandare en Bolivia hasta que me dé la gana, y al primero que me quiera jugar, lo hago patalear en media plaza.” Poco después, en un banquete oficial, interrumpió a un vocal de la Corte Superior de La Paz que se atrevió a insinuar en un brindis las ideas de constitución y de principios. “Oiga Ud., exclamó con una interjección digna de un mal soldado, “el que manda, manda, y cartuchera al cañón.”

“…No bastando de engañar las aspiraciones del pueblo, alguno que otro decreto concebido por el secretario general Muñoz y calculado para mendigar las simpatías de la opinión (Salieron en esos días varios decretos por los que se dispuso la erección de un monumento a la revolución de 16 de Julio de 1809; una suscripción fiscal a favor de los hospitales de la Paz, y algunas otras medidas de menor importancia. Ninguno de estos decretos fue ejecutado, u hoy en día están completamente olvidados. Los hospitales de La Paz no solamente no han recibido la subvención del gobierno. Uno solo de los decretos tuvo inmediata ejecución, y fue el que devolvió al pueblo paceño la libertad de sus carnavales, que  una orden municipal había prohibido como impropia de un país culto…”

Fuente: La legación de Chile en Bolivia desde setiembre de 1867 hasta principios de 1870. De: Ramón Sotomayor Valdés, Santiago de Chile 1872.

-----------------------
Links relacionados: 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿MANUEL ISIDORO BELZU NACIÓ EN ORURO?

Zenón Nuñez Huanca - Teatro municipal de Poopó 1924 (Oruro) Por: Ramiro Duchén Condarco - Periodista e investigador / Publicado en...

Popular Posts