¿BUTCH CASSIDY & SUNDANCE KID MURIERON EN BOLIVIA?


Butch Cassidy, nacido bajo el nombre de Robert Leroy Parker en 1866 y The Sundance Kid, nacido bajo el nombre de Harry Alonzo Longabaugh en 1867 junto con otros pistoleros fueron célebres ladrones de bancos que hicieron de las suyas allá en el lejano oeste norteamericano y que un 6 de noviembre de 1908 (exactamente hace 100 años) fueron muertos en San Vicente, cerca de Tupiza en Bolivia a manos de soldados del ejército nacional. Su historia es fascinante.

Llevaron a cabo la sucesión de robos a bancos más larga en la historia de los Estados Unidos. Su banda llamada “The Wild Bunch”, había asolado a grandes terratenientes, empresas de ferrocarriles y bancos norteamericanos.
Sus asaltos perfectamente planeados no hacían correr sangre y llevaban los botines hasta las manos de los pioneros más pobres del Oeste. Trenes, bancos y remesas de los salarios de las minas en las Montañas Rocosas Occidentales les valieron un total de $U$ 200.000 (equivalente hoy en día a 2.5 millones de dólares) entre 1889 y principios de 1900.

“The Wild Bunch” también era conocida como el “Sindicato de Asaltantes de Trenes”, la “Pandilla del Hoyo en la Pared” o “El Grupo Salvaje” y era perseguida constantemente por una agencia de detectives llamada “The Pinkertons” que llegaron a ofrecer $U$ 1.000 de recompensa por sus cabezas.

Antes de que puedan ser pillados, Butch y Sundance escaparon a Sud América 1901. Su destino inicial era Argentina pero tras pasar un tiempo en Chile, fueron finalmente a parar a Bolivia donde vivieron “camuflados” como ganaderos gringos durante buenos años. Eventualmente trabajaron como buenos empleados en un pueblito llamado La Concordia hasta que a principios de 1908 Sundance con unos tragos demás había alardeado públicamente sobre sus hazañas criminales hecho que hizo que él y Butch se vean obligados a dejar sus empleos.

Luego de esto, se les atribuye a ellos el robo de una remesa de salarios de una construcción del ferrocarril en Eucaliptus, al sur de La Paz. En realidad el lugar fue asaltado dos veces en 1908. Según cálculos de periódicos, los responsables del primer atraco, que ocurrió en abril, fueron “tres gringos que habían sido empleados bajo contrato”.

Más tarde ese mes, aparecieron en Tupiza, un centro minero en el sur de Bolivia donde intentaron robar un banco local tal vez para financiar su jubilación en Santa Cruz. Butch y Sundance necesitaban un lugar para guarecerse mientras planeaban nuevos golpes.

Butch había estado estudiando el banco en Tupiza. Por desgracia para ellos allí estaba de visita un destacamento de soldados del Regimiento Abaroa, renombrada unidad de nuestro ejército boliviano que se hospedaban en un hotel en la misma plaza que el banco.

Frustrado y hasta las pelotas de esperar que los soldados se marchen del pueblo, su pensamiento se concentró en una compañía minera llamada Aramayo, Francke & Cía. que tenía minas en el área.

A pesar que su centro de operacion estaba en Quechisla a tres días hacia el noroeste, la familia Aramayo vivía en Tupiza, y el dinero de las remesas entraban por la oficina del pueblo.
A través de conversaciones sostenidas con un empleado desconocido de Aramayo, Butch se enteró que un encargado pronto estaría llevando a Quechisla una remesa de 80.000 pesos bolivianos (medio millón de dólares hoy en día.
Finalmente se concretó el robo. El 3 de noviembre de 1908, en proximidades de San Vicente en el sur de Bolivia. Mineros, autoridades y soldados hicieron permanentes patrullajes y vigilias para dar con el paradero de los ladrones. Butch y Sundance habrían pasado por Oruro que en ese entonces era una ciudad poblada por miles de residentes extranjeros entre los cuales pudieron pasado desapercibidos. Por cierto, Oruro también fue la última dirección postal de Sundance.

Tres noches después, el 6 de noviembre fueron pillados en San Vicente, en una casa en la que estaban alojados. Fueron rodeados por un pequeño grupo de personas incluído el alcalde local. Con ellos estaba un grupo de oficiales del ejército y soldados que contaban con armamento de mayor potencia de fuego y alcance. A continuación se desencadenó un tiroteo.

Durante un alto en el tiroteo seguido por el grito de un hombre y luego otro disparo, los militares rodearon el sitio hasta la mañana siguiente cuando con precaución entraron a la casa y encontraron dos cuerpos, ambos con numerosas heridas en los brazos y piernas. Uno tenía una herida de bala en la cabeza y el otro un agujero en la sien. Aparentemente ambos se suicidaron pero las balas disparadas por los uniformados habían penetrado puertas, ventanas y muebles que se encontraban adentro.

Los cuerpos fueron llevados al cementerio local de San Vicente donde se los enterró cerca de la tumba de un minero alemán.

Versiones hay muchas acerca de la historia de Butch y Sundance. Puede que la que acabamos de ver no sea la verdadera aunque es la que más se acerca a la realidad.

Y no podían faltar en el cine. La película más célebre basada en la historia de estos dos fue un western filmado en 1969: “Dos hombres y un destino” que cuenta la historia de los famosos ladrones de banco norteamericanos Butch Cassidy interpretado por el recientemente fallecido Paul Newman y su compinche The Sundance Kid interpretado por Robert Redford.

La película popularizó la leyenda de estos personajes que fueron íconos del lejano oeste. El filme ganó tres premios Oscar y afianzó la fama de Paul Newman y Robert Redford en el mejor momento de sus carreras.

Por: Carlos Pally, 22 de Noviembre de 2008 carlospally.wordpress.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario

25.000 VOLUNTARIOS BOLIVIANOS QUISIERON LUCHAR POR ARGENTINA

Por: Marco Basualdo / La Razón 9 de abril de 2017 (Escape) ( http://www.la-razon.com/suplementos/escape/Bolivianos-Malvinas-voluntari...

Popular Posts