Historias de Bolivia, Archivos Históricos.- Sitio dedicado a la recolección de notas periodísticas, revistas, libros, fotografías, postales, litografías, investigaciones, curiosidades, etc., etc. Todo lo relacionado con la historia de nuestra patria Bolivia. (Historia de Bolivia).

LOS ACONTECIMIENTOS DE LA BATALLA DE LA TABLADA


El pueblo de Tarija fue cercado a las cinco de la tarde del 14 de abril de 1817

Primero: EL ENCUENTRO CON LAS FUERZAS LOCALES

El encuentro de La Madrid con “…varios (otros) oficiales y con 100 hombres del país, bien armados…” se produjo en “…las inmediaciones de Tarija…”, (en lo que otros autores denominan la Cuesta del Inca), la mañana del 14 de abril de 1817. Aunque de la Cruz no lo indica, específicamente, es muy probable que entre ellos hubiera estado el Coronel Don Eustaquio Méndez, conforme lo mencionan los comandos españoles anteriormente citados y el mismo Bartolomé Mitre.

Segundo: EL CERCO A TARIJA

EL PACTO DE TREGUA Y LOS TRATADOS DE 1895

Por: Juan Manuel Fajardo - Abogado, Ensayista, Crítico de Cine / Este artículo fue publicado en el periódico La Patria el 31 de mayo de 2015.

La tregua de 1884 no fue resultado de una rendición incondicional de Bolivia; sucedió que luego de la derrota del Alto de la Alianza - Tacna, el 26 de mayo de 1880, y cuando las tropas bolivianas se replegaron hacia La Paz, Chile continuó la guerra, desentendiéndose de Bolivia consolidando la ocupación del territorio peruano. Los plenipotenciarios de Bolivia, Belisario Salinas y Belisario Boe-to suscribieron el Pacto de Tregua en Valparaíso el 4 de abril de 1884 en términos que les fueron impuestos, punitivos y no negociables. Luego de acaloradas discusiones, el parlamento boliviano finalmente aprobó la firma del acuerdo, debido en gran parte a la debilitada situación militar, y a la decisión de Chile de mantener un férreo bloqueo que colocó a Bolivia al borde del colapso económico.

TUMUSLA, LA ÚLTIMA BATALLA POR LA INDEPENDENCIA


Presentaremos un bosquejo histórico sobre la batalla de Tumusla, sus antecedentes, los hechos bélicos, y el fin de la fuerza realista en el Alto Perú.
El 9 de febrero de 1825, el Mariscal Antonio José de Sucre lanzó su famoso decreto invitando a las provincias altoperuanas a decidir su suerte. Pero para el cumplimiento del decreto, debía ser derrotado el último baluarte realista en el Alto Perú, el ejército del Gral. Pedro Antonio Olañeta.
¿Quién era el Gral. Olañeta?, ¿por qué no acató la Capitulación de Ayacucho? Era radical por excelencia, odiador del Virrey La Serna, enconado enemigo de Canterac y Valdez, oficiales españoles de alta jerarquía. Inició una guerra civil contra éstos, considerándolos liberales y nada fieles a la Corona. A raíz de estos hechos, sorprendió a las fuerzas patriotas, llegando incluso Simón Bolívar a pensar que se trataba de un general español disidente a favor de la Independencia.

9 DE ABRIL DE 1952.- GOLPE PLANIFICADO POR EL MNR DENOMINADO REVOLUCIÓN DEL 9 DE ABRIL

Barricada de fabriles en los barrios obreros de La Paz, 1952.

El golpe que planificó el MNR debía haber estallado en enero, pero finalmente, según el plan definitivo de los conspiradores, el golpe estalló el 9 de abril de 1952. Si este fracasaba en la ciudad de La paz, inmediatamente se levantarían 57 cantones, provincias y centros mineros para desatar la guerra civil; mientras tanto, en el sur del país se establecería un Gobierno Civil. Esta acción conjunta iba a obligar al Ejército a combatir en 100 lugares diferentes y en medio de una huelga general que se planeaba decretar. El pueblo salió a combatir desde las primeras horas del 9 de abril, ocasionando una auténtica insurrección popular, ante la avalancha popular el ejército salió a las calles, solo había dos posibilidades: o el pueblo se dejaba masacrar o se defendía con sus armas (granadas de cemento, bombas molotov, y otras armas caseras, además de armamento rústico). Así se desataron tres días de hechos violentos.

ESPIONAJE CHILENO A FAVOR DEL PARAGUAY EN LA GUERRA DEL CHACO

Extracto del periódico abc del Paraguay / Nota publicada el 31 de Octubre de 2004 / http://www.abc.com.py/edicion-impresa/suplementos/abc-revista/escrutadores-de-secretos-ajenos-793774.html

El gobierno chileno prestaba mucha atención y estaba al tanto de todos los aprestos bélicos bolivianos, pues desde la guerra del Pacífico, controlaba todo lo que hacía el gobierno boliviano y que podía afectarle en un hipotético caso. Estaba enterado de las adquisiciones de armas (cantidad, calibres, precios, etc.), además de la distribución y estructura de las guarniciones militares en diversos puntos del territorio boliviano (cantidad, jefes, oficiales, cantidad de armamentos, hasta de mulos y caballos), de empréstitos realizados por el gobierno del Altiplano.

10 DE NOVIEMBRE DE 1810; LA REVOLUCIÓN DE POTOSÍ


El pueblo potosino también contribuyó con una acción decidida a la independencia de las tierras del Alto Perú del dominio español.
La acciones se dieron cuando el primer ejército “auxiliar” enviado por la Junta de Buenos Aires, ingresó a tierras de Potosí bajo las órdenes de los generales argentinos Eustaquio Días Vélez, Antonio Balcarce y el responsable de la expedición el Dr. Juan José Castelli, representante de la Junta.
A la noticia del avance del ejército argentino hacia Potosí, los jefes españoles Vicente Nieto y José Córdova, reunieron fuerzas y se dirigieron hacia Cotagaita donde esperaban resistir la incursión del ejército auxiliar. Las fuerzas de Castelli lanzadas al ataque concluyeron por ser rechazadas, entonces simularon retirada general hacia Suipacha, estratagema con la cual consiguieron que los realistas salieran de sus reductos y el 7 de noviembre de 1810 se libró esta histórica batalla, Suipacha, donde los realista llevaron la peor parte, derrotados empren-dieron la retirada, Córdova hizo conocer a Castelli las condiciones para una capi-tulación honrosa, pero la proposición fue rechazada y sustituida por otras exigencias, que los realistas consideraron inaceptables.

OVIDIO MESSA, EL GRAN TALENTO QUE NACIÓ EN EL CHACO


Por: Rodolfo Aliaga / Este artículo fue publicado en el periódico La Razón de La Paz el 27 de julio de 2017.

Este jueves se conoció el deceso del exjugador boliviano Ovidio Messa en Alicante, España, a los 64 años. El fútbol nacional está de luto por la partida de uno de los jugadores más talentosos surgido del chaco boliviano, quien mostró su destreza en los equipos más grandes del país y en la selección boliviana.
Fue considerado por los especialistas como uno de los mejores enganches de Bolivia. Elegante en el traslado del balón, visión de campo y buena pegada de larga y media distancia eran algunos de sus principales atributos.
Tras sus inicios en el balompié cochabambino, jugando para el club Petrolero, Messa fue forjando una carrera que después lo catapultaría a los primeros sitiales del fútbol nacional. Trascendió en Chaco Petrolero de La Paz, en 1972, donde fue gran figura al lado de otro renombrado exfutbolista, Adolfo Flores, con quien conformó una mancuerna de lujo.
Del club albiverde paceño pasó a The Strongest, equipo con el que fue campeón en 1977, ingresando en la historia del fútbol nacional, debido a que se trataba del primer torneo de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano.

 Ovidio con la camiseta de petrolero de Cochabamba. Foto: La Razón. 

En el conjunto atigrado llegó a ser ídolo por las repetidas jornadas en las que desbordaba talento y enamoraba a los hinchas por su gran capacidad futbolística y por su liderazgo en el equipo.
Tras su estadía en The Strongest, llegó el momento de jugar en el club Bolívar. En la Academia encajó perfectamente, su estilo de juego técnico y elegante lo llevaron a destacar en el equipo celeste durante 1984.
Su destacada trayectoria en el fútbol boliviano lo llevó a traspasar las fronteras y recalar en dos grandes del Paraguay: Guaraní y Libertad.
A la selección boliviana llegó a fines de los 70 con una camada de futbolistas de provincia como Carlos Aragonés, Edwin Espinoza y Tamayá Jiménez. Defendió los colores de la Verde en sucesivas oportunidades.

El equipo que fue primer campeón de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano. De pie: Reinoso, Fontana, Concha Algarañaz, Iriondo y Peña; en cuclillas: Paredes, Bastida, Ruiz, Lattini, Messa y Cañelas.

En 1977 selló su mejor actuación durante la eliminatoria rumbo al Mundial de Argentina 1978, al mando de Mesa y Aragonés Bolivia eliminó a Uruguay y Venezuela pero no pudo instalarse en la cita ecuménica por una decisión de último momento que alargó la competencia y dejó a la selección nacional fuera del Mundial.
Al finalizar su carrera como jugador, a mediados de los 80, comenzó otro sendero hacia el éxito como entrenador de fútbol. Dirigió a varios clubes y sus inicios fueron como ayudante técnico del argentino Jorge Habbeger en el club Bolívar en 1991.
Después de su experiencia en el equipo celeste decidió iniciar su propio camino que lo llevó a comandar los cuerpos técnicos de equipos como Oriente Petrolero, Wilstermann, Blooming, Independiente Petrolero, The Strongest.
También estuvo al frente de selecciones menores bolivianas, como el sudamericano Sub-20 de Argentina en 1999 acompañando a una camada de jóvenes jugadores que años más tarde fueron referentes de la selección mayor como Ronald García, Gatti Ribeiro, Carlos Arias o Lorgio Álvarez.
Fue ayudante de campo de Héctor Veira en la selección absoluta entre 1999 y 2000.
Luego se marchó a España donde radicaba hasta ahora. En 2005 la selección volvía a convocarlo para que asuma como DT en los últimos cotejos de la Verde en las eliminatorias hacia Alemania 2006.
En ese períplo promocionó a varios jugadores jóvenes que trascendieron en el primer equipo como Carmelo Angulo, Doyle Vaca, Joselito vaca o Danner Pachi.
Después de su paso como seleccionador estuvo constantemente preocupado por lograr un mejor desarrollo del fútbol boliviano, presentando proyectos a la Federación Boliviana de Fútbol.

Messa en el club Bolívar, Ovidio es el penúltimo de la fila de abajo. Foto: Colección Julio Mamani.

OVIDIO MESSA ADVERTÍA UN ESTANCAMIENTO EN EL FÚTBOL BOLIVIANO

En una entrevista que realizó Marcas de La Razón en marzo de 2014, Ovidio Messa, una de las leyendas del fútbol boliviano, evaluó la realidad de de este deporte en el país, tras vivir 12 años en España.
El destacado futbolista, quien falleció este jueves 27 de julio en Alicante, España, consideraba que el balompié nacional se había estancado.
Aquí reproducimos esa entrevista, para recuerdo de todos sus admiradores.
— ¿Qué labor cumple en el país?
— Estuve por el eje central de las ciudades de Bolivia, también en Yacuiba, donde ahora intento hacer algo para que mejore el fútbol de esta parte, el objetivo es que progrese.
— ¿Dónde estuvo?
— En España, radiqué 12 años, entre alguna ida y venida relámpago acá. Ahora, en Santa Cruz me hicieron una propuesta para trabajar aquí en el Chaco y desarrollar algún proyecto para los chicos, cursos a los entrenadores. Es decir, yo soy el asesor en todo el trabajo relacionado con el fútbol de aquí, en Yacuiba.
— ¿En qué consiste el proyecto?
— Sentar las bases de trabajo en menores, preparar a los 70 entrenadores que hay por toda esta zona y paralelamente asesoramos a Petrolero de Yacuiba para que suba a la Liga.
— ¿Fue DT en España?
— Claro, estuve en Alicante, donde trabajé con muchos niños durante años, muchos pasaron a Hércules, por la proyección que tenían.
— ¿Por qué no siguió?
— Porque luego su economía flaqueó, ya no dio y se tuvo que apelar a una decisión así.
— ¿Como ve a Petrolero?
— Bien, Milton Maygua trabaja bien, ahora estamos en un hexagonal rápido. Ya ganamos en Yacuiba la semana pasada, igual a Callejas, luego nos tocará ir a Cobija. Las expectativas son buenas para que el equipo suba a la Liga.
— ¿Cómo encontró después de 12 años al fútbol boliviano?
— Afuera siempre trataba de enterarme de lo que pasaba. Ahora que volví me doy cuenta de que siguen los mismos problemas de antes. Vi que las ciudades cambiaron mucho: La Paz, Santa Cruz, Cochabamba y Yacuiba, y lo único que no ha cambiado es el fútbol, siguen exactamente los mismos problemas.
— ¿Qué problemas?
— Los que teníamos de cuando ya era técnico. Vuelvo y siguen los mismos líos de la Liga, federación, ANF. Que las divisiones menores nunca más son como antes, el fútbol profesional no cambió nada. Seguimos en una categoría inferior, del medio para abajo a nivel internacional.
— ¿Por qué cree que es?
— No lo sé, la estructura es la misma y eso lo decimos hace 20 años. Tres cabezas no pueden dirigir. Veo que casi todo cambió en el país, menos el fútbol. Creo que debemos volver a las asociaciones, como antes. Sino terminarán de desaparecer los equipos, como pasó con Municipal, no sé qué será de Always Ready, 31 de Octubre, Chaco Petrolero, esos que eran competitivos y tenían inferiores.
— ¿Cómo era el fútbol en su época de futbolista?
— En las asociaciones locales los equipos se hacían fuertes.  En La Paz habían diez equipos fuertes y luego se iba a un Nacional con el resto, pero todo muy competitivo. Y en las otras ciudades estaban Litoral o Petrolero de Cochabamba.
— ¿Qué se debe hacer?
— Una sola estructura, planificar, tener objetivos y alcances y comenzar a trabajar desde abajo hasta el fútbol profesional, todo coordinado, encadenado hacia un fin. Lo que pasó con Venezuela, Ecuador y Chile, por ejemplo.
— ¿Qué sabe de los grandes del fútbol boliviano?
— The Strongest ganó harto, pero sé que Bolívar va a recuperar, porque siempre tuvo buenos jugadores.
— ¿Y qué se enteró de la selección boliviana?
— Nos fue mal, pero otra vez volvemos al inicio, pues no cambiará nada mientras todo siga como ahora, así se traiga al mejor entrenador del mundo. Me fui hace 12 años y al volver sigue igual todo.
— ¿Cree que Bolivia puede ir al Mundial de 2018?
— Como estamos, deberíamos encarar un trabajo enmarcado en un proceso y seguro que con lo sembrado pensar, no en ese Mundial, sino en el próximo. No creo que lleguemos bien de aquí a cuatro años, excepto pase algo, pero...
— La selección no tiene entrenador, ¿usted aceptaría el reto de dirigirla los dos amistosos (ante España y Grecia)?
— Volví de mucho tiempo y estoy sin ver el fútbol de acá, estoy conociendo a muchos jugadores y creo que (el entrenador) debería ser uno que ya está aquí. Ahora para dos partidos no creo que alguien acepte, porque todos piden un proyecto a largo plazo. Yo estoy preparado para dirigir a un equipo de fútbol profesional y puedo hacerlo porque soy libre de trabajar. Por ahora solo estoy asesorando en el Chaco boliviano
Dio sus primeros pasos en Petrolero
Datos:
Inicios
Ovidio Messa  recuerda que como jugador profesional comenzó en el desaparecido Petrolero, de Cochabamba.
Chaqueño
“Jugué en el Tigre y en Bolívar, pero siempre dije que mi equipo de corazón es Chaco”, dice.
Edad
Ovidio Messa nació en Yacuiba el 12 de diciembre de 1952. Tiene 61 años y cuatro hijos: Claudio, Carla, Carlos y Rodrigo.
Equipos
Jugó en Petrolero, Chaco,  Bolívar, The Strongest, Guaraní y Libertad, los dos últimos  de Paraguay; y en la selección.

Un habitual en la selección boliviana de los 70.

ESTADIO PROVINCIAL DE YACUIBA CAMBIARÁ DE NOMBRE A OVIDIO MESSA

El estadio Provincial de la localidad de Yacuiba, pasará a llamarse desde este jueves, estadio "Ovidio Messa Soruco", como homenaje al exseleccionado nacional, que falleció esta madrugada, la Asamblea Regional del Gran Chaco emitió una resolución al respecto.
"La Asamblea Regional del Gran Chaco, a nombre del pueblo chaqueño, anuncia a través de una Disposición Normativa Regional, y en una sesión especial, se va a denominar al Estadio de Yacuiba, con el nombre de Ovidio Messa Soruco, como justo homenaje póstumo y reconocimiento a este deportista chaqueño", redactaron en la resolución.
Antes de la resolución, el presidente Evo Morales, realizó la sugerencia y petición de cambiar el nombre del estadio del Chaco en honor a la memoria de Ovidio Messa.

-----------------------
Links relacionados: 

TARIJA LA ERA INDUSTRIAL QUE DECAYO POR FALTA DE APOYO


Por: Julio Álvarez Mercado tarijahistorica.blogspot.com

En el periodo comprendido entre1900 a1950 conocido como la época de la floreciente actividad económica en Tarija, se instalaron importantes casas comerciales dedicadas a la importación de bienes y servicios destacando entre estas “Trigo, Hermanos” , empresa que tenía sucursales en Camargo, Tupiza, Cotagaita en el Departamento de Potosí y Yacuiba y Lagunitas en la provincia Gran Chaco; “Jofre e Hijos”, “ Juan Navajas” , “Moisés Navajas” , “Hermanos Paz” , “Víctor Navajas” , “Trigo y Compañía”, “José Arce”, “Guillermo Schnorr”, “Pio Arellano”, “Rafael Núñez”, “Oller y Crusellas”, “Mateo Aráoz” . Estas empresas de constitución y estructura básicamente familiar marcaron un hito en la actividad económica y comercial de Tarija, generaron un ambiente próspero y favorable en la economía de la capital y en el bienestar de los propietarios y empleados que lograron “especializarse” en labores de Contaduría, almacenaje, kardex, transporte y banca, entre las más importantes y requeridas.

LA FLOTA YUNGUEÑA Y SUS CHOFERES DEL “CAMINO DE LA MUERTE”

Los volantes a Yungas, esos intrépidos choferes que exploraron el “camino de la muerte”

Por: Ivone Juárez / Pagina Siete, 1 de mayo de 2016.

A inicios de 1960, cuando a los tambos de La Paz todos los días llegaban los camiones de los Volantes a Yungas cargados de fruta y personas, la ansiedad de los comerciantes y compradores crecía al escuchar las historias que traían los choferes que habían atravesado una vez más el "camino de la muerte”. Esa serpenteante y estrechísima ruta de tierra construida al borde de precipicios camuflados por una densa vegetación que llevaba al paraíso de La Paz: los Yungas.
Las historias, en su gran mayoría, eran sobre camiones volcados o desaparecidos en los precipicios que parecían no tener fin y sobre actos heroicos para ayudar a los heridos y rescatar a los muertos. Así, el temor por el "camino de la muerte” crecía más y más, menos para José Harb, Carlos Cortez, Alfredo Heredia (al que llamaban El Huallajtas), José Lanza, Julio Valencia, Julio Miranda, el K’ullu Salmón, el doctor Michel y otros transportistas que desafiaron todos los temores y decidieron implementar el primer transporte de pasajeros a Yungas en flota.

EL MATRIMONIO BELZU-GORRITI, UN FALLIDO INTENTO

En 1833 Belzu contrajo matrimonio precisamente con la esclarecida escritora Juana Manuela Gorriti, hija del militar y político argentino José Ignacio Gorriti y doña Feliciana Zuviría, quienes emigraron a Bolivia huyendo de la guerra civil argentina.
Florencia Durán de Lazo de la Vega dice que "Juana Manuela Gorriti (1818-1892) perteneció a una familia argentina de la oligarquía terrateniente con tradición en el ámbito social, económico y político. Su vida se desarrolló en un contexto caracterizado por escasas oportunidades para la mujer; la autoridad patriarcal, encarnada en la figura del padre y luego transferida al marido, como el brazo ejecutivo del 'ideal social', determinaba papeles definidos y limitados para la acción femenina".
El general Francisco Burdett O'Connor recuerda, por su parte, que por aquellos años, en Tarija, se encontraban bajo sus órdenes, los tenientes Manuel Isidoro Belzu y Manuel Laguna, quienes tuvieron un trágico fin tras ser figuras relevantes en la historia de Bolivia.19 "El teniente Belzu puntualiza O'Connor casó en Tarija con la hija del general Gorriti, doña Juana Manuela, hoy una de la más notables escritoras de Sud América, y yo fui el padrino de ese matrimonio".
Conviene mencionar que "durante la guerra civil argentina (1828-35)" la familia Gorriti "se adhirió a la causa unitaria, siendo derrotada por los ejércitos federales comandados por el general Facundo Quiroga. Como consecuencia de este suceso se vieron obligados a emigrar a Bolivia, siéndoles confiscados los bienes familiares. Recién llegados a Bolivia, los Gorriti se instalaron en Tarija.

LOS ARGENTINOS QUE PELEARON PARA EL PARAGUAY EN LA GUERRA DEL CHACO

Fotos: 1) Camión con soldados del RC 7 “Grl. San Martín” dirigiéndose al frente de batalla. // 2) Fortin Campo Esperanza, Soldados del Regimiento San Martin partiendo hacia el frente de Toledo. // 3) Un grupo de “voluntarios” argentinos. De izq. a Der. de pie Tte 1º Dr. Maciel, Tte 1º Dr. Rosensweig, Capitan Dr. C. de Sanctis, practicantes Ttes segundos Medina y Bonino. Sentados un soldado y practicante Vannucci. // 4) Tanque capturados por los argentinos del regimiento 7 de caballería. //
Este artículo fue publicado en: www.revisionistas.com.ar.

De acuerdo con lo que informaban los bolivianos, desde noviembre de 1932, el Paraguay contó, entra las unidades del 2º Cuerpo de Ejército que cubrían la Zona Toledo-Corrales, con un regimiento denominado general San Martín, compuesto por ciudadanos argentinos reclutados en Corrientes y Formosa, con la cooperación complaciente de las autoridades argentinas. (1)
Otra nota expresaba: “acabo de recibir carta de N. N. radicado en Goya (Corrientes) que de esa ciudad han partido 30 ciudadanos argentinos como voluntarios a enrolarse en las filas paraguayas habiendo recibido cada uno una suma de dinero antes de partir”. (2)

UNA MIRADA A ORURO Y BOLIVIA DE FINES DEL SIGLO XIX


A fines del siglo pasado Oruro era una población de inspiración cosmopolita en la que no se cultivaban los regionalismos que dividían otras partes del país y donde extranjeros y bolivianos de cualquier latitud eran acogidos con la misma cordialidad. Según cálculos que hizo el periódico "El Decálogo" vivían entonces en Oruro 8.939 orureños, 6.253 bolivianos de otros puntos del país, 462 latinoamericanos de diferentes naciones del continente, 226 europeos y 13 asiáticos. Del total de 15.893 eran mineros 1.963, comerciantes 1.735, estudiantes 977, panaderos 200, abogados 96, religiosos 38, ingenieros 32, médicos 16 y el resto mujeres, ancianos y niños. Oruro era de aspecto urbano modesto y chato, mas con mucho orgullo de ser la primera ciudad boliviana unida a la costa con un ferrocarril. Era la etapa obligada en las comunicaciones de La Paz con el sur, punto de conexión con los valles de Cochabamba, núcleo económico con numerosas casas comerciales y agencias de bancos nacionales y extranjeros, centro de negocios y de aprovisionamiento de las minas de sus alrededores y de leguas a la redonda. 

FORTÍN BOQUERÓN; 17 DE SEPTIEMBRE DE 1932


Día trágico para los defensores de Boquerón. Ha caído prisionero en manos del enemigo un sargento del Regimiento 14 de Infantería. Después de torturarlo inmisericordemente y de obtener de él algunos datos referentes a nuestras posiciones, lo han devuelto hacia nuestras trincheras con los ojos vaciados. El infeliz andaba dentro de la maraña del monte dando tumbos y tropiezos en los troncos de los árboles. Conducido por los nuestros, ha declarado que le han sacado, por medio de torturas, algunos datos del que se halla totalmente remordido y pide a gritos que se le dé muerte: 
—¡Soy culpable! ¡Soy el ser más inservible! ¡Debo morir! ¡Compañeros dadme un fusil por favor...!
— La desesperación de aquel muchacho va en aumento... 
Sus manos se retuercen de desesperación, dolor y remordimiento. 

EMBARCACIONES DE LA MARINA DE GUERRA BOLIVIANA

La marina boliviana (Escuadra Naval) fue desmantelada por autoridades prefecturales del Departamento del Litoral antes del asalto, agresión y ocupación chilena de territorio y  costas bolivianas en la denominada Guerra del Pacifico. Por esa razón Bolivia solo se defendió con operaciones terrestres. 

LA GUERRA DEL CHACO DE ROBERTO QUEREJAZU CALVO

Foto: Daniel Salamanca aterriza en Villamontes, lo acompañan sus asesores y el Alto Mando Militar. / 
Ensayo de: Roberto Querejazu Calvo (*)

I. Preludio
La Guerra Mundial de 1914 a 19818, que envolvió a treinta naciones y causó diez millones de muertos entre los combatientes, diez millones más entre los civiles por hambre y enfermedades y veinte millones de heridos, causó tan profunda impresión en el corazón humano, que las potencias vencedoras se prometieron a sí mismas que nunca más se produciría otro conflicto bélico internacional en el mundo, y con tan laudable propósito organizaron la Liga de las Naciones como un tribunal supremo encargado de solucionar por medios pacíficos toda controversia entre países que surgiese en el futuro.

BOLIVIA AL MAR POR ORIENTE: UN VIEJO PROYECTO CRUCEÑO

Por: Paula Peña Hasbún / Este artículo fue publicado en el periódico El Deber de Santa Cruz el 23 de Julio de 2017. (Fragmento de la nota)

En 1825, los diputados cruceños elegidos para la Asamblea Deliberante, que dio origen a nuestro país, llevaban 21 instrucciones que debían exigir para la formación del Estado. Los cruceños basaban su economía en el comercio, desde la época hispánica exportaban sus productos: azúcar, arroz, cera, suela, cuero, y otros a la zona andina, Potosí y La Paz; al sur, Orán y Salta; al este Cuiabá, y al norte, por la ruta Piray- Guapay- Mamoré hasta el Pará.  
Por ello el nuevo Estado debía garantizar el libre comercio y fomentar las comunicaciones. La instrucción 7° exigía libre comercio con opción a las demás prerrogativas que deben gozar los demás Pueblos libres. La 10°, que se franquee el comercio con la potencia limítrofe de Portugal y la 11° la, más específica, para nuestro tema, afirma: “Siendo la circulación del comercio una de las principales bases de la opulencia y prosperidad de las provincias, se solicitará la comunicación  por tierra con el Paraguay”.

ALGUNAS FOTOGRAFIAS DEL HÉROE DE LA AVIACIÓN BOLIVIANA: RAFAEL PABÓN


Por Ricardo Herrera F. / Este artículo originalmente fue publicado en: Historias de la Aviación (historiasdelaviacion.blogspot.com)

Participó en batallas de la Guerra del Chaco, donde derribó tres aeronaves paraguayas. Sus hazañas se convirtieron en leyenda dentro y fuera de las trincheras. Más de un centenar de fotografías recuperan su memoria.
Tenía apenas 31 años, aquel 12 de agosto de 1934, cuando su avión fue derribado en combate sobre el Fortín Florida y en plena Guerra del Chaco. En aquellas calurosas tierras quedaba truncada la vida de Rafael Pabón Cuevas, uno de los precursores de la aviación en Bolivia y uno de sus mejores pilotos.
Sin embargo, pese a su popularidad, tras su muerte el Congreso Nacional decretó duelo nacional con cierre de oficinas en la ciudad de La Paz, fue quedando en el olvido y es poco difundida la información acerca de su apasionante vida.

ELÍAS BELMONTE, EL MILITAR IRUPANEÑO QUE IMPULSÓ LA PRIMERA NACIONALIZACIÓN PETROLERA


“Serás servidor de tu patria”. El oráculo había marcado su vida cuando, todavía niño, Elías Belmonte Pabón le preguntó sobre la profesión que tendría. Desde entonces su existencia fue una incansable labor por hacer realidad el designio del vidente. La nacionalización del petróleo durante el gobierno de Toro, la revisión del Tratado petrolero con Brasil o la revisión de límites con Paraguay son apenas algunos hitos de ese vertiginoso camino.
Este irupaneño –nacido en 1905- fue un actor fundamental del escenario político boliviano durante la primera mitad del siglo XX, cuando el país -profundamente herido por la Guerra del Chaco- encendía la mecha de la revolución que explotaría en abril de 1952 y cambiaría Bolivia para siempre.
El campo de prisioneros de guerra de Cambio Grande, en Paraguay, fue la escuela política del joven oficial boliviano. La impotencia de ver a la patria derrotada, maniatado por las rejas que lo mantenían cautivo, generó una rápida y profunda toma de conciencia sobre los problemas del país, pero también sobre sus causas y soluciones.
Tras la conclusión de la “guerra estúpida” –como la bautizara Augusto Céspedes-, Belmonte no se quedó de brazos cruzados. Su liderazgo al interior de la logia militar Razón de Patria (RADEPA), sus planteamientos a favor del derecho boliviano a explotar sus recursos naturales y el ímpetu con el que defendía sus ideas nacionalistas, lo elevaron rápidamente a los más altos niveles de la política nacional durante el gobierno de Germán Busch, aunque también empujaron su estrepitosa caída.

LAS EPÍSTOLAS DE LA GUERRA DEL CHACO: DEL CAPITÁN RAFAEL PABÓN A SU ESPOSA, LA SEÑORA BETZABÉ ELÍO ALBORTA

Por: Carlos Arce /  www.palabrasmas.org.

Fortín Ingavi, 26 de mayo de 1932
Sra. Betzabé Elío Alborta
…Comienzan los días crudos del invierno, y el frío es más intenso que el altiplano, así por los extremos opuestos de temperatura, como las bruscas transiciones atmosféricas. Los mosquitos buscan los rincones más calientes y secos, las víboras se meten en lo más hondo de sus guaridas. Los hombres se acurrucan en torno de sus fogatas… El díaestá lúgubre, el viento frío y fuerte entona su triste melodía. Nubes plomizas cubren el horizonte; el “chilche” no cesa. Las aves, espantadas, se refugian en lo más espeso del monte y el viento mece sus cunas de follaje, y la tempestad sigue; el turbión inunda las cañadas y orillas de los arroyos causando estragos, son las 12 y apenas se escucha el clarín, todos se precipitan como ovejas para saborear el bendito “majao”: charque y “pacumutu”…
RAFAEL PABÓN

Rafael Pabón, uno de los máximos héroes de la guerra, ostentaba el grado de Capitán de Aviación. Murió en combate aéreo el 12 de agosto de 1934. Escribió esta carta 21 días antes que se iniciara el primer combate —el 16 de julio de 1932— en laguna Chuquisaca, que marcaría el inicio de la guerra. Fortín Ingavi, de donde procede su misiva, en el presente y en poder del Paraguay lleva el nombre de teniente Lagerenza y se encuentra más al sur de Ravelo (Bolivia). En este punto y antes de la guerra, el ejército boliviano construyó una pista militar.

TESTIMONIOS DE LA GUERRA DEL CHACO: LOS SOLDADOS BOLIVIANOS QUE MURIERON EN LA GUERRA DEL CHACO FUERON MÁRTIRES

Por. Lic. Marco Antonio Flores Nogales / Este artículo fue publicado originalmente en el periódico La Patria de Oruro el 28 de Noviembre de 2010.

Tarija.- "Pienso que ya se acerca el fin y me iré a la eternidad y todo quedará en nada", es lo primero que me dijo, Don Germán Zambrana. Esas palabras me estremecieron el cuerpo y sentí más cerca el momento en el que muera el último benemérito boliviano. Es cuestión de tiempo y es una realidad que tarde o temprano tendrá que ocurrir.
En Tarija, pese a ser una ciudad pequeña y con la particularidad que todos se conocen, fue difícil encontrar la vivienda de Germán Zambrana. "Es un benemérito y está muy lúcido", me dijeron en la Federación de Excombatientes de la Guerra del Chaco, por cierto, fue una señora muy amable, de profesión abogada quien hacía los menesteres de secretaria en una pequeña oficina.
Germán Zambrana, vive en una casa ubicada en plena esquina, donde se encuentra una chocolatería. Mujeres afanosas elaboraban esa delicia, de la cual me quedé con ganas de probar, pero la ansiedad era otra, era la de escuchar los relatos del benemérito y volver una vez más a viajar por el tiempo y llegar al Chaco en medio del ruido de bombardeos, tableteo de ametralladoras y el rugir de cañones.

TESTIMONIOS DE LA GUERRA DEL CHACO: CNL. JORGE BARRENECHEA GUZMÁN, EL ORUREÑO SOBREVIVIENTE DEL BATALLÓN TRES PASOS AL FRENTE

Por: Lic. Marco A Flores Nogales - Periodista y presidente de la Sociedad de Historia de la Guerra del Chaco / Este artículo fue originalmente publicado en el periódico La Patria de Oruro el 17 de Octubre de 2010.

Tarija.- Era el mes de octubre de 1933, el país está conmocionado por la guerra con el Paraguay, muchos soldados compatriotas han muerto en las candentes arenas del Chaco. Pero, aún se tenían que escribir muchas historias de heroísmo y valor boliviano.
Un ejemplo de sacrificio a costa de la vida, se dio en la ciudad de La Paz, en el Colegio Militar, cuando un puñado de muchachitos, casi niños, dio tres pasos al frente en tres oportunidades, para marchar a la guerra y defender Bolivia.
Sus superiores a toda costa querían que entren en razón y para ellos hubiera sido mucho mejor que ninguno de los cadetes vaya a la guerra, pero esos jovencitos cadetes demostraron que defender el territorio nacional no tiene precio y mucho menos edad, suficiente era con sostener un fusil y apuntar con certeza a la figura del enemigo que se ocultaba entre los carahuatales del Chaco.
Por azares del destino, en una calurosa tarde de septiembre, llegamos a la casa del coronel retirado, Jorge Barrenechea Guzmán, un excombatiente de la Guerra del Chaco, nacido en la ciudad de Oruro un 25 de marzo de 1917.
La sorpresa fue mayor cuando nos dijo que había nacido en Oruro, la alegría fue mía, como si se tratase de un viejo amigo mío, ahora entiendo que los orureños lejos del terruño somos como hermanos y extrañamos ese pedacito de suelo.

34 AÑOS DE LA NACIONALIZACIÓN DE LA GULF OIL COMPANY

Del Periódico “Comunicación y Educación”Del Instituto Normal Superior Simón Bolívar. UMSA Octubre-noviembre 2003 J.M.O.G

Marcelo Quiroga Santa Cruz el año 1969 fue el artífice de la recuperación del gas de la transnacional Gulf Oil Company. Los beneficios para el país de la nacionalización de esta empresa fueron importantes para la economía nacional. Bolivia dejó de comprar petróleo a una empresa extranjera: ganó reservas gasíferas y petrolíferas del orden de 5 mil millones de dólares, recuperó el mercado argentino para YPFB y, sobre todo, recuperó la dignidad para un país expoliado y vilipendiado por el poder petrolero transnacional.

SIETE BALAZOS “FACHOS” NO MATAN UN VIEJO PERIODISTA

Por: Ted Córdova Claure TC-C.- Havelock, Estados Unidos, marzo 2000.
"Abajo el Comunismo!.. Viva la Virgen María... Carajo.." Desde mi cama en el tercer piso de la clínica Boston de La Paz, Bolivia, escuchaba esas voces aguardentosas. Después, el chirrido de vehículos en virtual estampida. Luego sabría que se trataba de bandas paramilitares traídas desde Santa Cruz que iban a dejar sus heridos de los combates esporádicos.
Hubo 500 muertos esa noche de agosto de 1971, cuando un grupo de militares descontentos, ambiciosos y fácilmente manipulables, característica fundamental de los militares de republiquetas pobres de centro y suramericanas, y muy particularmente de Bolivia, donde los militares históricamente han perdido todas las guerras patrias y han ganado todas las masacres en la trágica historia de esa pobre nación que, sin embargo, hace ya siglo y medio que palpita en el corazón de Sudamérica.

LA NEFASTA DICTADURA DE BANZER

Extraído del periódico La Razón / Publicado el 21 de agosto de 2011.

"La dictadura de Banzer fue el período más nefasto de la historia. Las bolivianas y bolivianos fuimos víctimas del "Plan Cóndor", de torturas, persecuciones, asaltos y desapariciones forzosas, violaciones de los derechos humanos, entre otros", afirmó el defensor del Pueblo, Rolando Villena.
Banzer nació en la población cruceña de Concepción en 1926. En su condición de coronel de Ejército, tomó el poder tras derrocar al también militar Juan José Torres, con el respaldo del jefe del MNR, Víctor Paz Estenssoro, y de la Falange Socialista, liderada por Mario Gutiérrez.
Poco después, rompió el pacto con el MNR y empezó un régimen estrictamente militar que proscribió los partidos políticos, anuló a la Central Obrera Boliviana (COB) y cerró las universidades. Esta etapa estuvo marcada por la persecución y exilio de los opositores.

CAPELLANES CASTRENSES Y LA GUERRA DEL CHACO


Para el siglo XX boliviano, la Guerra del Chaco, se presentó como un episodio que escarparía los cimientos político, económico y social de su trayectoria y vida independiente, constituyéndose en un cambio "necesario" pero a un costo alto.
La república boliviana, que desde la década del 20 sentaría ideológicamente soberanía sobre estos territorios, pero en las acciones, serían algunas escazas presencias en este vasto territorio llamado Chaco Boreal.
La presencia de la mano "evangelizadora" en el frente de batalla, daría un aliciente al soldado para enfrentar su destino, como patriota, en cualquier parte de la zona de conflicto, buscando darle razón a su existencia, a partir de sus creencias y su fe (en la época, el Estado, tenía como religión oficial a la Iglesia Apostólica Romana).

MELGAREJO, EL LADO SATÍRICO Y ERÓTICO DE UN PRESIDENTE

Publicado en Página Siete, abril de 2013.

Su presencia en los anales de la historia boliviana es más que controversial. Su genio, sus vicios, sus errores y sus pasiones desataron las habladurías de la sociedad paceña del siglo XIX y ellas, a su vez, inspiraron montajes y sátiras -muchas de ellas ahora desconocidas- que hablaban de las mentadas “andanzas” del presidente Mariano Melgarejo.
Sobre este hombre, que no tenía confianza “ni en la camisa” y que nació en Tarata en 1820, se realizó un montaje comprometedor en el que aparece junto a Juana Sánchez, o Juanacha, además de un oficial. La pareja se encuentra en un momento íntimo y sexual.
La imagen pequeña en blanco y negro y otra mucho más satírica que lleva la frase “la vida o la bolsa” pertenecen al coleccionista, archivista y fotógrafo Javier Núñez de Arco, que guarda fotografías y objetos que eran de propiedad de Melgarejo.

EL NEFASTO GOBIERNO DE MELGAREJO

Foto: Personal de la Legación de Bolivia en México antes de partir de Bolivia. Al centro el Dr. Mariano Donato Muñoz, Secretario General de Melgarejo.

Por: Juan Lanchipa Ponce / Publicado en el periódico La Razón, el 15 de septiembre de 2013

Durante la presidencia de Mariano Melgarejo (1864-1871), Chile manejó hábilmente su diplomacia. Benjamín Vicuña Makena acudió a otras relaciones influyentes, como la hermandad masónica, a la que estaban subordinados los más altos colaboradores de Melgarejo, incluido su cogobernante y canciller, Mariano Donato Muñoz, y el prefecto del departamento, Juan Ramón Muñoz Cabrera, quien se encontraba precisamente en el puerto de Cobija.

ESPÍAS CHILENOS EN TIEMPOS DE MARIANO MELGAREJO

Por: A. Laureano Chambi Ocaña / Licenciado en Historia y Ciencias Sociales - 13 de febrero de 2016.

La presencia de chilenos dentro del gobierno boliviano nunca fue tan evidente como en la gestión del presidente Mariano Melgarejo (1864-1871), su presencia sirvió para motivar una guerra entre Bolivia y Perú, pero ante la imposibilidad de ese hecho se dieron a la tarea de preparar el ambiente para la invasión de 1879, aquí la historia de ese episodio.
Corría el año 1866, la guerra marítima contra España logró algo que 40 años de diplomacia no consolidaron; una buena relación internacional entre Bolivia y Chile. Debido a que el presidente Melgarejo dio su apoyo al país araucano en este conflicto bélico, recibió medallas y el grado de general del Ejército chileno, también varios chilenos fueron enviados como delegados en el gobierno de Melgarejo.
Aniceto Vergara Albano y Carlos Walker Martínez toman puestos dentro del gabinete del presidente Melgarejo, Vergara Albano lo hace como ministro de Hacienda y posteriormente como Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario de Bolivia en Chile, mientras que Walker Martínez estuvo como secretario del presidente.

ARGENTINA Y LA GUERRA DEL CHACO


"Están en guerra Bolivia y el Paraguay. Los dos pueblos más pobres de América del Sur, los que no tienen mar, los más vencidos y despojados, se aniquilan mutuamente por un pedazo de mapa. Escondidas entre los pliegues de ambas banderas, la Standard Oil Company y la Royal Dutch Shell disputan el posible petróleo del Chaco. Metidos en la guerra, paraguayos y bolivianos están obligados a odiarse en nombre de una tierra que no aman, que nadie ama: el Chaco es un desierto gris, habitado por espinas y serpientes, sin un pájaro cantor ni una huella de gente. Todo tiene sed en este mundo de espanto. Las mariposas se apiñan, desesperadas, sobre las pocas gotas de agua. Los bolivianos vienen de la heladera al horno: han sido arrancados de las cumbres de los Andes y arrojados a estos calcinados matorrales. Aquí mueren de bala, pero más mueren de sed".
"Nubes de moscas y mosquitos persiguen a los soldados, que agachan la cabeza y trotando embisten a través de la maraña, a marchas forzadas, contra las líneas enemigas. De un lado y del otro, el pueblo descalzo es la carne de cañón que paga los errores de los oficiales. Los esclavos del patrón feudal y del cura rural mueren de uniforme, al servicio de la imperial angurria (...)".

LOS SERVICIOS DE ESPIONAJE A FAVOR DEL PARAGUAY EN LA GUERRA DEL CHACO

Por: Mario L. Aguilar P. - Investigador e historiador / Publicado en el periódico La Patria, el 14 de junio de 2013.

Gerardo Irusta Merdrano en su obra "Espionaje y Servicios Secretos en Bolivia", hace mención de los estudios publicados por el general Elías Belmonte, el fundador de la logia militar "Radepa" (Razón de Patria), donde revela que el Paraguay empezó a prepararse para combatir con Bolivia desde el año 1904, es decir 28 años antes que pudieran iniciarse las acciones bélicas con nuestro país.
El espionaje enemigo era eficacísimo bajo la dirección técnica extranjera, como que la mayor parte de la asistencia argentina en ese orden, aseguró los éxitos militares de su aliado platense y nos causó desastres continuos. Según reveló el internacionalista Antokoletz al historiador Mercado Moreira, ya en años anteriores había ingresado Estigarribia con apariencia de ganadero visitante para estudiar las condiciones del terreno y de administración castrense en los sectores de poblaciones civiles y asientos militares entre Santa Cruz y Tarija, el ruso coronel Belaief fue contratado expresamente para estudiar todos los parajes del Chaco.
Vicente Rivarola en su libro "Memorias Diplomáticas", editado en Buenos Aires en 1952, relata con lujo de detalles como el servicio Diplomático de Chile, y luego los servicios de inteligencia de ese país, le facilitaban al Paraguay información de primera mano sobre las acciones que desarrollaba el gobierno boliviano en esa fase previa a la Guerra del Chaco, y desgraciadamente con casi ninguna capacidad de reacción de los servicios de inteligencia de nuestro país.

EULOGIO RUIZ PAZ UN HÉROE DEL SUR

Por: Magdalena Cajias de la Vega - Historiadora, docente de la UMSA y miembro de la C.H. / Extraído de tarijahistorica.blogspot.com

En él se reflejaron muchos otros combatientes tarijeños que formaron parte de una legión compuesta de capitalinos, sanlorenceños, padcayeños, bermejeños, villamontinos, entrerrianos, yacuibeños, carandaiteños, palmareños, …
Gran parte de nuestra historiografía sobre la Guerra del Chaco se ha centrado en sus impactos sobre la realidad nacional y ha descuidado en gran medida cómo se la vivió y enfrentó a escala regional. Tarija, ubicada geográficamente en los límites con el Paraguay, se constituyó en el centro de operaciones de la guerra, a la que, como el resto del país, contribuyó con sus recursos, el esfuerzo y la sangre de sus mejores hijos. Eulogio Ruiz Paz, fue uno de ellos.
Nació en Padcaya-Tarija el 4 de octubre de 1897 siendo sus padres Juan Ruiz y María Paz. Como otros jóvenes de su época, abrazó la carrera militar, habiendo sido destinado a la guerra cuando ostentaba el grado de capitán. Su heroísmo y capacidad de conducción militar durante los tres años del conflicto bélico, tuvo un amplio reconocimiento de carácter regional y en él se reflejaron muchos otros combatientes tarijeños que formaron parte de una legión compuesta de capitalinos, sanlorenceños, padcayeños, bermejeños, villamontinos, entrerrianos, yacuibeños, carandaiteños, palmareños, etc., muchos de los cuales por el conocimiento de la geografía chaqueña brindaron un valioso y poco reconocido aporte a la campaña.
En los primeros meses de la guerra, Ruiz dirigió el Regimiento Paucarpata 3 de Zapadores con el que participó en el primer ataque a Fernández entre el 20 y el 27 de enero y en el tercer ataque a Toledo, ocurrido entre el 11 de febrero al 12 de marzo de 1933. Como comandante del Escuadrón Ruiz, que tomó su apellido, participó del tercer ataque a Fernández. Conformado en buena parte por soldados chaqueños, los miembros de este escuadrón tenían la denominación de cuatreros o cuatrereadores porque su misión era asaltar las filas enemigas mediante acciones comando. Ruiz tomó parte en el repliegue y defensa de Platanillos con el escuadrón de Caballería del Segundo Cuerpo del Ejército, siendo herido el 21 de mayo de 1933 en un ataque paraguayo en el kilómetro 18, camino de Platanillos a Muñoz, y que le valió su promoción al grado de Mayor en forma inmediata.

ARGENTINA Y LOS SECRETOS EN LA GUERRA DEL CHACO

Foto: Agustín P. Justo. 1926. // Este artículo fue publicado en el Periódico El Clarín de Argentina, 24 de septiembre de 2000. Con el título: Secretos en la guerra del Chaco.

En la guerra del Chaco, que enfrentó a Bolivia y Paraguay entre 1932 y 1935, y donde murieron más de 100 mil hombres, el gobierno argentino del general Justo jugó abiertamente por la causa paraguaya y se fantaseó, aún, con dividir Bolivia.
Los temores de guerra en América del Sur, especialmente entre los vecinos de Colombia, traen a la memoria el sangriento conflicto entre Bolivia y Paraguay, cuando los militares argentinos jugaron tan abiertamente a favor de Paraguay que despertaron la alarma internacional.
La guerra entre Paraguay y Bolivia comenzó oficialmente en mayo de 1932 y concluyó en junio de 1935, aunque había empezado un año antes y sus consecuencias se hicieron sentir largamente después de suscribirse la paz.
En esta guerra murieron más de 100.000 hombres, reclutados entre los más pobres de las dos naciones más atrasadas de América del Sur. Los bolivianos, detrás de la quimera de la salida al mar, fueron rechazados por los paraguayos, dispuestos a defender su territorio del Chaco boreal, una extensión de 250.000 kilómetros cuadrados, con bosques de quebracho en la superficie y petróleo bajo tierra.
La venta de armas a las dos partes, el espionaje militar, la sorda guerra petrolera entre la Standard Oil, establecida en Bolivia, y la Shell, en Paraguay, y las operaciones de contrainteligencia de los países vecinos al campo de batalla, instalaron en Buenos Aires un escenario de conspiración internacional que se superpuso a la agitada presidencia del general Agustín P. Justo.

LA MASACRE DE SAN JUAN Y EL CHE, A 50 AÑOS DE UNA HISTORIA CRUENTA

Los muertos en la Masacre de San Juan. La COMIBOL elaboró una lista con las fotos de las víctimas, como un homenaje a los caídos en 1967.

Por: Ricardo Zelaya, Jheny Quiroga, Jaime Soto, Heydi Tarqui y Freddy Salas / Los autores son estudiantes de Mención Periodismo de la carrera de Comunicación de  la Universidad Mayor de San Andrés, dirigidos por el docente Edwin Flores Aráoz. / Pagina Siete 23 de junio de 2017.
Medio siglo nos separa ya de las gestas heroicas de los mineros, de la guerrilla de Ñancahuazú y del  mejor cine de Jorge Sanjinés, quien tuvo la virtud histórica de testimoniar en el celuloide una época preñada de El coraje del pueblo.
 Mirarse en el espejo del pasado puede ser un ejercicio desconcertante y doloroso. Es lo que le ocurriría, por ejemplo, a la reducida y casi impotente clase obrera de las minas bolivianas de hoy, si observara su propio rostro de hace 50 años, en 1967, cuando, en medio de masacres y persecuciones, desafiaba a la dictadura militar de René Barrientos y abanderaba con valor, y sacrificio a todo un país en pie de lucha por el sueño socialista.

LAS HISTORIAS DE CUATRO BOLIVIANOS VICTIMAS DEL GOLPE DE PINOCHET EN CHILE

Por: Alexis Solaris T. / Este artículo fue publicado en el periódico Los Tiempos de Cochabamba el 12 de septiembre de 2016.

DICTADURA Un diplomático, un filósofo, un guerrillero y un líder político fueron parte de los cientos de testigos y víctimas bolivianas de la asonada más violenta de la historia de Chile. 
El 11 de septiembre de 1973, Chile vivió la mayor confrontación interna de su historia. El palacio de gobierno era bombardeado mientras tanques, aviones de combate y decenas de miles de tropas imponían la ley marcial en las calles. Se iniciaban los 17 años de la dictadura de Augusto Pinochet Ugarte.
Dos años y 11 meses antes este país había sorprendido al mundo. En plena Guerra Fría los chilenos eligieron en las urnas al presidente Salvador Allende que propugnaba la vía democrática hacia el socialismo. Aquella apuesta les costó demasiado cara a los partidos políticos de izquierda y las organizaciones sindicales. Las fuerzas de derecha, respaldadas generosamente por el Gobierno de Estados Unidos, no cesaron en desgastar paulatinamente al régimen hasta precipitar una inevitable confrontación.

TRAYECTORIA SINDICAL Y POLÍTICA DE IRINEO PIMENTEL POJAS (1927-1978)


Por: Luis Oporto Ordóñez / La Época, del 26 de marzo al 1 de abril de 2017.

Un dramático episodio desnudó el verdadero carácter del Movimiento Nacionalista Revolucionario. En 1963, geólogos y funcionarios de la Embajada de EE.UU., fueron tomados como rehenes por un grupo de aguerridas Amas de Casa, en represalia por la prisión de los dirigentes mineros Irineo Pimentel Rojas y Federico Escobar Zapata. Era el inicio del fin de la era del Nacionalismo Revolucionario. Irineo Pimentel Rojas fue uno de los dirigentes históricos que luchó por mejores condiciones de vida de los trabajadores bolivianos, contra los intentos de privatización de los centros mineros de Bolivia y combatió a las dictaduras militares de Barrientos y Banzer. 

MARZO DE 1906, LA "COMPAÑÍA LLALLAGUA" EN PODER DE CAPITALISTAS CHILENOS

Perforistas mineros en interior mina, 1920.

Entre 1880 y 1918 las arcas fiscales chilenas recibieron más de 120 millones de libras esterlinas como impuesto por la exportación de salitre. Los territorios perdidos por Bolivia y el Perú, con sólo un 7 por ciento de la población de Chile, dieron a este país un 71 por ciento de sus ingresos en moneda extranjera. Si las sumas percibidas por el Estado eran tan grandes, puede imaginarse cuán mayores resultaron las utilidades de los propietarios de las empresas instaladas en Atacama y Tarapacá. Fue posible una gran acumulación de capital. Santiago y Valparaíso se convirtieron en centros financieros con bolsa de valores. 

19 DE JULIO DE 1970.- GUERRILLA DE TEOPONTE

Partida de jóvenes rumbo a Teoponte, julio de 1970.

El 18 de julio, unos 70 combatientes –entre jóvenes de la Democracia Cristiana, el Ejército de Liberación Nacional liderado por Inti Peredo, dirigencias universitarias, apoyados por revolucionarios de Chile, Brasil, Colombia y Perú–, se dirigieron a Teoponte desde los Yungas de La Paz, haciéndose pasar en un principio como alfabetizadores. 

LAS MUERTES DE LOS PATIÑOS

Antenor Patiño Rodríguez hijo de Simón I. Patiño

Por Roberto Bardini.

El escritor Sergio Almaraz describirá las aberrantes condiciones de vida de los trabajadores subterráneos, que contrastan dramáticamente con el suntuoso estilo de sus patrones:
Hay que conocer un campamento minero en Bolivia para descubrir cuánto puede resistir el hombre. ¡Cómo él y sus criaturas se prenden a la vida! En todas las ciudades del mundo hay barrios pobres, pero la pobreza en las minas tiene su propio cortejo: envuelta en un viento y frío eternos, curiosamente ignora al hombre. No tiene color, la naturaleza se ha vestido de gris. El mineral, contaminando el vientre de la tierra, la ha tornado yerma. A los cuatro o cinco mil metros de altura, donde no crece ni la paja brava, está el campamento minero. La montaña, enconada por el hombre, quiere expulsarlo. De este vientre mineral el agua mana envenenada. En los socavones el goteo constante de un líquido amarillento y maloliente, llamado copajira, quema la ropa de los mineros. 

21 DE ABRIL DE 1935, EL EJÉRCITO BOLIVIANO RETOMA LA POBLACIÓN DE CHARAGUA

Parte de la nota escrita por Adhemar R. Suárez Salas   y publicada en el matutino cruceño El Deber, el 20 de abril de 2018. // 1) Uni...

Popular Posts